La casa más navideña de Posadas

Es de sobra conocida, tanto en Posadas como en los alrededores, la casa de D. Joaquín Naranjo y su pareja Leticia Naranjo. Es singular puesto que, desde octubre, los exteriores de la vivienda están adornados con carácter navideño. Luces, fanfarrias, detalles… todo para que el alma de la navidad siga presente.

Soy famosos por vuestra casa y vuestros adornos. ¿Cómo surge la idea?
La idea nos surge en Suiza. Allí hemos vivido cuarenta años. Llegamos en 2003 y empezamos a poner un Belén muy pequeño. Luego hicimos la verbena y luego ya las luces y ahora hay lo que hay. Vienen muchos vecinos y vamos haciendo cosas. Por ejemplo, el día 30 tenemos unas migas.

¿Cómo es la fase de montaje y desmontaje?
Empezamos en septiembre y acabamos de montarlo a últimos de octubre. Lo desmontamos el día 7 o el 8 y tardamos en desmontarlo una semana o poco más.

¿Por qué lo hacéis?
Lo hacemos para que venga la gente a verlo. Para darle una animación al pueblo. Yo lo monto por mi cuenta y solo me ayuda un vecino. Antes era mi mujer quien me ayudaba, pero ahora me ayuda un vecino.

¿En qué se ha basado para hacer tal decoración?
Yo he estado en Suiza y allí se decora toda la fachada. Por dentro ya no existe la decoración allí, pero por fuera todo se decora. Se decoran los pinos y las casas. Quizá yo sea más exagerado, pero hemos bebido de allí.

Anécdotas
Todo el mundo nos dice que está muy bonito. Vienen de Barcelona, Madrid, Italia, México, Santo Domingo. Nos hacen fotos y luego nos las mandan por Facebook desde allí.

¿Hasta cuándo tiene pensado continuar?
Llevamos haciendo esto desde 2004 y mientras la salud me lo permita, tengo 81, seguiré. Este año ha venido una mujer con 99 años y la vi muy bien. Yo firmo llegar a esa edad.

¿Ha habido algún año que no se haya montado?
Nunca ha peligrado montar todo esto salvo un año en el que me caí de la escalera y me hice una fractura muy grande. Antes lo hacía todo con una escalera y ahora tengo andamios y pasarelas, pero siempre se ha montado.

Particularmente a usted, ¿qué es lo que más le gusta?
Lo que más me gusta es la parte de fuera. Desde que entras al pueblo lo estás viendo. Dentro lo que hay es un Belén, pero después de ver las luces en Suiza es lo que más me gusta. En Suiza nadie te quita nada. Allí están educados y piensan que lo del pueblo es del pueblo no del Ayuntamiento. Yo animo a los vecinos a que decoren sus casas.