Consumo forma a unos 50 profesionales sobre las normas del etiquetado nutricional de alimentos

La directora general de Consumo de la Junta de Andalucía, Isabel Niñoles, ha inaugurado hoy junto a la delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta, María Ángeles Luna, el curso Etiquetado nutricional de Alimentos, organizado por el Servicio de Consumo de la Delegación Territorial de Córdoba, al que asisten medio centenar de profesionales y colectivos de consumidores y que pondrá sobre la mesa “las bases y los criterios necesarios para interpretar el etiquetado nutricional de los alimentos para ser libres de elegir y decidir en la adquisición de productos saludables” ha señalado Niñoles.
Niñoles ha manifestado que este tipo de cursos manifiesta la apuesta de la Junta de Andalucía “por una filosofía de consumo responsable” y Luna, por su parte, ha destacado la importancia que a esta cuestión se da desde el Servicio de Consumo de la Delegación. Desde el mismo, ha puesto de manifiesto la delegada, “se ha realizado una apuesta clara por la formación en esta materia con el objetivo de dotar al consumidor de las herramientas claves para poder realizar una adecuada interpretación de la información que el productor vuelca en el etiquetado del producto y así aportar elementos claves que redunden en beneficio de su salud”.
Por su parte, la directora general de Consumo ha señalado que con el conteni-do que propone esta actividad los profesionales y colectivos de consumidores asistentes “tendrán sobre la mesa muchos más elementos de juicio para llevar a cabo una visión crítica del actual etiquetado nutricional de los alimentos que les permitirá analizar y ver hacia dónde se tiende y por qué”.
El objetivo final del curso es ayudar a los y las consumidores y usuarios res-ponsables a interpretar el etiquetado nutricional de los alimentos, pues además de conocer sus derechos, esta actividad formativa los dotará de los elementos necesa-rios para poder guiarse en un consumo adecuado, equilibrado y de calidad que re-dunde en beneficios para su salud y que mejore su calidad de vida.
La directora general recordó que “a lo largo de los últimos años se ha produci-do un aumento de la concienciación sobre los derechos que atañen a los consumidores, tanto desde el punto de vista de la Administración como desde los sectores comerciales y, como no, desde el propio consumidor” y en esta dinámica encontramos “el desarrollo de normativas que regulan los aspectos relacionados con el etiquetado nutricional de los alimentos, de ahí la necesidad de conocerlo y saber interpretarlo y del acierto de eventos como el de hoy”.
En este sentido, la delegada territorial ha insistido en que es necesario reforzar “la educación y formación de los consumidores para promover la mayor libertad en el consumo, facilitar la comprensión y utilización de la información existente, difundir el conocimiento de los derechos y deberes de los consumidores, fomentar la prevención de riesgos derivados del consumo, enseñar a una utilización racional de los recursos naturales e iniciar y potenciar la formación de los educadores”.
Finalmente, Luna hizo hincapié a los asistentes en que con iniciativas de este tipo y el conjunto de actuaciones que día a día se llevan a cabo en materia de Con-sumo, el objetivo de la Consejería de Salud es que “se tome conciencia de que cuan-do consumimos un producto estamos dando implícitamente nuestro apoyo a las prác-ticas de producción utilizadas para ponerlo en el mercado. Y por ello, debemos tener todas las herramientas para analizar y para poder aportar una crítica constructiva a la situación y para seguir en la senda de la mejora en este ámbito”.
Durante dos días en los que se desarrollará el curso los asistentes al mismo podrán debatir y formarse en el etiquetado nutricional de los alimentos, su aplicación por la industria alimentaria, abordarán las bases de la dieta mediterránea o el conte-nido de la futura ley de promoción de una vida saludable y una alimentación equilibrada y contarán con la presencia de ponentes como Francisco Pérez Jiménez, jefe de servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba; Begoña Gil Barcenilla, Directora del Plan Integral de Obesidad Infantil de Andalucía o Enrico Frabetti, director de política alimentaria, nutrición y salud de la FIAB (Federación española de industria de la alimentación y bebidas), entre otros.