La Asociación por el arte de Amigos de Posadas

Tito Barrena | Nos encontramos en la Asociación por el Arte de Amigos de Posada, que tiene su sede en la Fundación Francisco Martínez Benavides. En 2004 comenzaron su andadura artística cuatro pintores, poco después fueron ya bastantes más. También acogieron a 18 niños a los que les dieron clases de dibujo. Charlamos hoy con su presidente Francisco Córdoba y con un vasco asentado en Posadas desde hace tres años; Iñaki Gutiérrez.

Antonio ¿Cuándo empezó a funcionar la asociación y cómo?
La asociación comenzó en el año 2013, varios aficionados estábamos pintando en casa. Yo me di cuenta de que en casa se aprovechaba el tiempo pero quería dedicarme más plenamente a pintar y quería tener compañeros al tiempo de pensar en cuál sería la afición a la pintura que podía haber en Posadas. Conocí a dos o tres pintores de aquí que ya habían expuesto en Posadas, Como Antonio Rodríguez, Antonio Peso y Enrique. Entonces hablamos de que podíamos crear la asociación. Vimos que para ello necesitábamos tener un local para poder estar juntos pintando. Solicitamos al Ayuntamiento que nos concediera un lugar para poder reunirnos y pintar y nos concedió este magnífico local que ahora disfrutamos en la Fundación Francisco Martínez Benavides. Desde entonces fuimos captando gentes y en los años 2014 y 15 empezaron a venir niños y los que los que teníamos más experiencia les dábamos clases de pintura.

¿Cuántos miembros erais entonces y cuantos sois ahora?
Empezamos cuatro compañeros; Antonio Peso, Antonio Rodríguez, un servidor y Enrique Beltrán y ahora somos más de dieciocho.

¿Por qué la pintura y no otra expresión artística?
Pues creo que a la persona que le gusta el arte y la pintura tiene también otras vertientes artísticas. Por ejemplo a mí me gusta cocinar y cuando hago una paella veo que en el resultado alguien me dice “Paco eres un artista” y en ese momento estoy siendo un artista sin pintar, creo que el ser un artista es algo especial con el que se nace.

¿Recuerdas tu primera obra? ¿Cuál era el motivo y que expresaba?
Mi primera obra creo que nació cuando tenía once años, recuerdo que me dieron un premio en la escuela. Un día fuimos a visitar un pueblo en Cataluña y al volver nos dijeron que teníamos que plasmar en un dibujo los que habíamos visto ese día. Yo hice un dibujo con la casilla de un perro con un fondo de árboles y me alabaron mucho mi trabajo.

¿De dónde nace tu inspiración?
Yo he sido siempre muy observador entonces lo que ocurre es que me he enamorado de la belleza de la mujer, también de algún paisaje y me he enamorado de muchas cosas que están a nuestro alrededor. Esto me pasaba de pequeño y me sigue ocurriendo. Por ejemplo me gustan mucho los caballos, la figura humana y muchas cosas más y eso lo plasmo en mis cuadros.

¿Cuál ha sido el tiempo máximo que has pasado trabajan do en una obra?
Pues yo he estado en casa por las tardes cinco y seis horas trabajando en una obra, aunque también en algún cuadro concreto he estado pintando durante diez o doce horas.

¿Qué pintores han influido más en tu vida y cuáles son tus preferidos?
A mí que soy autodidacta me gustan mucho las luces y las sombras, por eso me gusta mucho el carboncillo. Me gusta mucho Sorolla, por sus luces, sus desnudos en la playa. También me gusta Velázquez. Existen muchos pintores que me encantan pero el impresionismo que gusta muchísimo.

¿Qué aconsejaría a los que empiezan en este complejo mundo de la pintura?
Primero que se lo tomasen con calma, que vayan tranquilos pintando poquito a poco y ellos mismos se darán cuenta de que el arte es innato en ellos y que un pintor no se hace en dos días.

¿En qué proyecto estás trabajando actualmente?
Estoy haciendo un retrato para un amigo que me lo ha pedido, acabo de hacer otro para otra persona y ahora veo que la gente se está interesando por lo que hago y que pinto lo que me piden.

En qué tipos de formatos sueles pintar; óleo, acuarela o dibujo?
Nosotros aquí tocamos todas las técnicas, porque nos interesas aprender todo. Personalmente no me dedico mucho a la acuarela, aunque empiezo a fijarme ahora en ella porque algunos de los compañeros me lo recomiendan. Puede que a lo mejor empiece a pintar algo con acuarela pero ya veremos.

¿Qué colores te gusta utilizar más en tus cuadros? ¿Suaves o intenso?
Me gustan mucho los colores calientes, los rojizos, rosados y estos colores los utilizo mucho, pero también tengo la pincelada muy fuerte y me encantan las sombras.

¿Has expuesto en alguna ocasión tus obras fuera de la asociación?
Si he expuesto en el Ayuntamiento, en el Circulo de la Amistad de Córdoba, Auditorio de Posadas, en los patios de Córdoba y en otras partes.

¿A qué personaje te gustaría pintar?
Me encantaría haber podido pintar a la princesa Lady Di.

Ahora charlamos con un vasco asentado en Posadas desde hace tres años; Iñaki Rodríguez.

Hola Iñaki: ¿Qué futuro ves a la asociación de pintores de Posadas?
La verdad es que la asociación necesita muchas cosas y precisa juventud que venga a pintar aquí, necesitamos sacar nuestras obras a la calle como una exposición permanente para que las conozca el pueblo y con todo esto hacer un caldo de cultivo para que funcione.

¿Puede ser el arte como un oasis o un refugio ante la vida?
A mí me ha servido mucho. En estos tres años que llevo viviendo en Posadas, he encontrado en la asociación una forma de pasar el rato de crear, inclusive que mi mujer me mima diciendo; ¡qué bonito! Y mi jubilación la estoy matando, en el buen sentido de la palabra, con la pintura.

¿En qué momento te iniciaste en la pintura?
Comencé desde muy joven. Mi padre estaba siempre encima de esto. Cuando se marchaba a trabajar para que la madre estuviera tranquila nos decía “¡el que mejor dibuje esto le doy un premio! Luego estuve sin pintar mucho tiempo y cuando me vine a Posadas, he comenzado de nuevo a pintar otra vez. Me acuerdo el primer retrato que hice que fue un concurso que hicimos entre mi padre, mi hermano y yo para ver quien pintaba mejor una de las morenas de Julio Romero de Torres, que estaba en la tapa de una caja de membrillo, y por suerte la pinté mejor yo. Desde entonces me he creído un poquitín artista.

¿Qué lucha sueles mantener con la pintura para no desatender a tu familia?
Cuesta, cuesta mucho porque la pintura me quita mucho tiempo, aunque por otra parte, mi mujer me apoya mucho y le gusta que yo pinte. Cuando llevo un cuadro a casa me dice que bonito, que no sé qué. Pero siempre le quito tiempo a ella y tiempo de pasear juntos.

¿Cómo ves el mundo pictórico de Posadas?
Muy flojo. Este año hemos conseguido hacer el primer concurso de pintura al aire libre y la verdad sea dicha que la asociación tendría que tener más apoyo por parte del Ayuntamiento, creo yo. Queremos hacer exposiciones aquí en Posadas y nos gustaría tener una sala de arte abierta al público donde cada pintor pueda exponer nuestras mejores obras, para lograr generar un caldo de cultivo y que venga la juventud para iniciarse en la pintura.

En tu arte, ¿Siempre tienes deseos de crear?
Tengo siempre deseos de reflejar cosas bellas, pero muchas veces no tengo que crearlas, están ahí, las dibujo, hago de cámara fotográfica. Pinto un retrato y procuro hacerlo lo mejor que puedo, pinto un paisaje y quiero que la gente al verlo diga: esto es tal sitio. Crear cosas nuevas es muy difícil.

¿Cuál es el papel que juega el color en tus cuadros?
El papel del color lo es todo, porque lo que más me gusta es dibujar con una gama cromática buena. Con el color tengo que reflejar cuando es una mañana, una tarde o por la noche.

¿El arte contemporáneo da más libertad?
Creo que si porque el arte contemporáneo es dar pinceladas largas y te permite hacer las cosas más rápidas. Hacer que el impresionismo que pintas logre que el espectador vea y ponga algo de su parte, queriendo ver lo que tú has pintado.

¿Cuál es el tema que más te interesa ahora mismo?
Lo que más me interesa en este momento es pintar, dibujar, ir a concursos aunque no vaya con la intención de ganar porque hay gentes muy buenas y yo hago mis pinitos y algún día me llevo un segundo premio, en resumen hacer de todo.

¿Recuerdas tu primer cuadro, la primera vez que necesitaste plasmar un paisaje o un retrato?
Si fue el concurso que hicimos entre mi padre, mi hermano y yo. Me gustó y pensé que podía pintar muchas cosas más. El trabajo me absorbió y dejé de pintar. Ahora con la jubilación he podido retomar el hecho de pintar y poco a poco voy haciendo las cosas mejor, algo que me anima mucho.

¿Cómo consideras tu pintura?
Siempre he considerado que mi pintura es impresionista, con la pincelada larga y donde no tengo que reflejar las cosas tal como son sino como yo las veo. Claro que eso es en los paisajes porque los retratos se tienen que parecer.