Ayudas a las empresas artesanas andaluzas durante los próximos cuatro años

La Junta de Andalucía destinará 3,3 millones de euros a los nuevos incentivos a la artesanía durante el periodo 2018-2021, con el fin de reforzar la competitividad y productividad de un sector que en la comunidad aglutina a unas 7.000 empresas y casi 20.000 puestos de trabajo (el 19% del total nacional). El Boja publicó el 31 de julio las bases reguladoras de esta convocatoria, cuya edición de 2018 se abrirá el próximo mes de septiembre.
Las ayudas, en régimen de concurrencia competitiva y cofinanciadas por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, se dirigen a pequeñas y medianas empresas inscritas en el Registro de Artesanos de Andalucía, con menos de cincuenta trabajadores y un volumen de negocio o balance general anual inferior a los diez millones de euros.
El delegado de Empleo, Manuel Carmona, ha destacado la importancia de estas ayudas en una provincia como Córdoba “que cuenta con cuatro de las 10 Zonas de Interés Artesanal” declaradas en Andalucía liderando el ranking de exportaciones andaluz en este sector con 1,6 millones el pasado año y siendo la provincia que más crece desde el 2009”.
Carmona ha valorado el esfuerzo de la Junta en este sentido, “ya que el año pasado duplicamos las ayudas con respecto al año anterior, pasando de los algo más de 266.000 euros en 2016 a los 509.000 que se concedieron en 2017, lo que supone un incremento del 91%”.
La convocatoria incluye dos líneas, ambas con un porcentaje máximo de subvención del 75% del total del presupuesto del proyecto sin IVA. La primera respalda iniciativas de mejora e introducción de nuevas tecnologías que supongan avances en la gestión de la empresa, mayor presencia de internet e incorporación de marketing digital y comercio electrónico. La segunda se destina a fomentar el crecimiento de la dimensión empresarial de los talleres artesanos y aumentar su eficiencia y su presencia en nuevos mercados.
Respecto a los incentivos para modernización tecnológica y de gestión, la línea incluye proyectos como los destinados a aplicación de software para contabilidad, facturación, almacén y automatización de ventas; instalación de 'hardware', ordenadores y terminales de punto de venta; iniciativas de comunicación, publicidad y marketing en internet o a través de las nuevas tecnologías, y acciones relacionadas con el diseño y creación de tiendas ‘online’, páginas web con información corporativa y catálogos de productos y aplicaciones para móviles. Las cuantías de las ayudas pueden llegar hasta los 6.000 euros para una o varias de estas actuaciones en un único taller artesanal.
El segundo bloque de ayudas apoya, con hasta 15.000 euros, iniciativas como la ampliación y reforma del taller artesanal; la apertura de un segundo taller o un nuevo punto de venta; la adquisición de equipamiento y mobiliario, y las intervenciones de innovación y modernización de imagen corporativa, interiorismo y escaparatismo. Además de los requisitos comunes a toda la convocatoria, en esta línea se exige también que la empresa ejerza la actividad artesanal en Andalucía con un taller de al menos tres años ininterrumpidos de antigüedad.