La Junta y la UCO dedicarán 5,4 millones de euros a proyectos de I+D+i aplicada

La nueva convocatoria de ayudas de la Junta de Andalucía a proyectos de I+D+i aplicada permitirá impulsar proyectos de cooperación entre los grupos de investigación de las universidades y las empresas. Esta convocatoria se enmarca en las medidas contempladas en el Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación (PAIDI 2020) con una dotación de 70 millones hasta 2021, 5,43M€ para la universidad de Córdoba.
El delegado de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Manuel Carmona, ha explicado que ya se han activado “tres líneas de ayuda para investigación aplicada y fortalecimiento de la capacidad científica, con una dotación para Córdoba de 2,72M€ millones de euros y un plazo de solicitud hasta el 15 de mayo”. El reparto de los fondos ha sido consensuado “por los propios centros académicos en el seno del Consejo Andaluz de Universidades” ha puntualizado.
De la convocatoria ya puesta en marcha, Carmona ha puesto en valor la posibilidad de generar sinergias, “ya que permite la solicitud conjunta con grupos de investigación de otra universidad andaluza o agente público del Sistema Andaluz del Conocimiento, así como la presentación de proyectos en colaboración con una empresa, en especial pymes, que deberá asumir el 15% de la financiación concedida”. Para el delegado, “esta fórmula permite reforzar la capacidad de las universidades para transferir el conocimiento y acercar la innovación a las pymes, generando oportunidades en el tejido productivo y reforzando iniciativas innovadoras a largo plazo”
En concreto, estos incentivos se destinarán a proyectos de fomento y generación de conocimiento frontera, de conocimiento orientado a los retos de la sociedad andaluza y para el fomento de la participación en el Programa Marco europeo Horizonte 2020. A estas convocatorias, le seguirán otras en los próximos meses para cubrir los distintos ámbitos de la I+D+i y dirigidas a todos los agentes del conocimiento, con el objetivo de que a lo largo de este año el PAIDI esté a pleno rendimiento.

Las ayudas
Este programa de apoyo, cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional en el marco del Programa Operativo FEDER Andalucía 2014-2020, presenta como principal novedad su gestión directa por parte de las universidades, que ya cuentan con los fondos transferidos por la Junta. Ello permitirá agilizar los trámites y justificaciones ante la Unión Europea, en consonancia con el compromiso adquirido en el Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación (PAIDI) 2020. Por su parte, la Agencia Andaluza del Conocimiento realizará las evaluaciones de los proyectos.
Las ayudas, en régimen de concurrencia competitiva, cubren la totalidad de los gastos salvo en los proyectos con participación privada, en los que las empresas deben aportar un 15% de la inversión. En los criterios de selección se pondera con un 50% del total de la valoración la excelencia científica, novedad, relevancia y proyección internacional de la iniciativa; con un 30% los méritos curriculares y su adecuación a la propuesta, y con un 20% la coherencia con sus objetivos del equipo de investigación y, en su caso, de la empresa participante.
Las convocatorias se centran en las tres categorías previstas en la política de apoyo a la I+D del PAIDI 2020. La primera se dirige a proyectos de fomento y generación de ‘conocimiento frontera’, destinados a impulsar el desarrollo experimental y de tecnologías emergentes con especial atención a las de mayor impacto en el sector industrial. La segunda apoya iniciativas de conocimiento orientadas a los retos de la sociedad andaluza, que aporten avances en los ámbitos de especialización inteligente (RIS3). La tercera fomenta la participación de los grupos de investigación en el Programa Marco de Investigación e Innovación de la Unión Europea Horizonte 2020, en redes internacionales y en programas de prestigio como el financiado por el Consejo Europeo de Investigación.
Para cada una de estas categorías se establecen dos modalidades. La primera financiará proyectos de investigación aplicada de carácter general en las condiciones previstas, con un desarrollo máximo de dos años. La segunda es una modalidad puente de un año de duración, que ofrecerá a los científicos andaluces la oportunidad de mejorar aspectos de sus propuestas para la obtención de financiación nacional o europea.
A las convocatorias podrán concurrir investigadores pertenecientes a cualquiera de las universidades públicas andaluzas, aunque con algunas novedades. Así, las bases reguladoras abren la puerta a investigadores doctores no vinculados a estas instituciones, con fin de favorecer el retorno de científicos andaluces. También se permite la solicitud conjunta, bien con una empresa, bien con grupos de investigación de otra universidad andaluza o agente público del Sistema Andaluz del Conocimiento (por ejemplo, centros del Consejo Superior de Investigaciones Científicas).